Orígenes: Estado 9 / Origins: Stage 9

Bilingüe/Bilingual, Dibujo y color / Drawing and Colour, Mi poesía / My Poetry, Mi prosa / My Prose, Proyectos terminados / Completed Projects

Vestirse

Dediqué un tiempo a situarme en un escenario en el que mi persona tuviera un valor concreto; un valor para la sociedad, un valor para la familia, y mi valor. ¿Y cuál es el resultado de todo ese tiempo dedicado? Quietud. Me viene una idea, que no es ni siquiera una idea, sino la chispa de una sensación que remolonea en mi cabeza, pero cojo mi cuaderno para apuntarla y de pronto se va. Después del largo tiempo invertido en robarle las palabras a la imaginación, la memoria o la experiencia, siento que no tengo nada que contar. Y así empezó todo, ¿no? El principio del fin de una etapa en la que los sentimientos brotaban antes que la forma y no se dejaban manipular por un juicio externo. Así empezó todo. La búsqueda de la forma, de la palabra precisa. Así fue el principio del fin, y el fin ha llegado. Quietud. Se acabó la lucha. Ahora hacia delante.

No puedo quedarme.
Me espera un sendero de arrestos y consecuencias
si traspaso mis dominios.

¿Por qué debería importarme?
Yo voy en dirección contraria
para encontrarme con el inicio de todo.

La lucha ya acabó.
Recorro ahora las calles del olvido,
y mientras lo hago sonrío, y me digo:

«Levanta las suelas de tus zapatos
y reescribe tu principio.»

Pastel y grafito ©Rubal

Getting dressed

I dedicated a time to place myself in a scenario where my person could be of a certain value; a value for society, a value for the family, and my value. And what is the result of all that dedicated time? Quietude, I come up with an idea, which is not even an idea, but the sparkle of a feeling that lurks in my head, yet I take my notebook to write it down and soon it fades. After a long time devoted to steal words from my imagination, from memory or from experience, I feel that I have nothing to tell. Everything started here, did it not? The beginning of the end of a stage at which feelings arose before form and did not allow to be manipulated by an external judgement. Everything started here. The search for the form, for the precise word. This was the beginning of the end, and the end has come. Quietude. The fight is over. Now to move on.

I cannot stay.
There is a long way ahead made of boldness and consequences
if I trespass my domains.

Why should I care?
I am going in the opposite direction
to reunite with the start of it all.

The fight is over.
I walk now through the streets of oblivion,
and while I do I smile, and say to myself:

«Raise the soles of your shoes
and rewrite your beginning.»